«

»

Mar 09

EL COLGADO

Un hombre se halla suspendido por un pie a una horca, sostenida por dos
árboles, cada uno de los cuales ostenta seis ramas cortadas. Las manos del
ahorcado se hallan atadas a la espalda; sus brazos forman la base de un triángulo
invertido, cuyo vértice lo ocupa la cabeza. Los ojos están abiertos, sus rubios
cabellos flotan al viento libre. La pierna derecha forma una cruz con la izquierda.
Encontramos de nuevo aquí al sujeto de los arcanos 1, 6 y 7 cuyas
transformaciones conocemos ya. Semejante al sol, situado en el medio de los
signos zodiacales (seis de cada lado; las ramas cortadas) nuestro joven audaz se
halla todavía suspendido entre dos decisiones, de las cuales nacerá no ya su
porvenir material —como en el arcano 6— sino su porvenir espiritual

El arcano 12 ocupa el término medio entre el 9 (la sabiduría) y el 15 (la fatalidad).
Estos dos últimos arcanos representan las dos mujeres del arcano 6, desde el
punto de vista espiritual.
Este ahorcado sirve de ejemplo a los audaces, y señala la disciplina, la sumisión
absoluta con que el hombre debe respetar lo divino.
Desde el punto de vista alquímico, el ahorcado es el símbolo de la personalidad
(la cual se halla representada en el triángulo invertido, sobre cuya base se asienta
la cruz).
En el grado hermético de la Rosa Cruz (18° de la Masonería Escocesa) uno de
los signos de reconocimiento consiste en cruzar la pierna izquierda sobre la
derecha, tal como se lo ve en el ahorcado hermético. Nos parece inútil destacar la
ignorancia absoluta de la masonería respecto de este símbolo.
La lámina 12 del Tarot representa la potencia equilibrante por excelencia.
Neutraliza los opuestos caracterizados por la décima y la undécima lámina.

1° Equilibrio entre la necesidad y la libertad:
LA CARIDAD
LA GRACIA
(Potencia conservadora del amor)
2° Equilibrio entre el poder y el coraje. Reflejo de la prudencia:
LA EXPERIENCIA ADQUIRIDA
(Saber)
3° Equilibrio entre la manifestación potencial (arc. 10) y la
vida refleja (arc. 11). Reflejo del fluido astral:
LA FUERZA EQUILIBRANTE
La fuerza que atempera es el último término del segundo septenario. Mediante la
acción de esta fuerza “lo astral” se realizará para pasar a lo físico, y también para
pasar del mundo de la conservación y de la recepción (2° septenario), al mundo
de la transformación (3° septenario).
RELACIONES:
JEROGLÍFICO PRIMITIVO: El brazo extendiéndose
ASTRONOMÍA: Libra
MES: Septiembre
LETRA HEBRAICA: Lamed (simple)

SIGNIFICADOS:

LA CARIDAD
La gracia
LA EXPERIENCIA ADQUIRIDA
(Saber)
LA FUERZA EQUILIBRANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>